Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

Bienvenidos en este artículo intento explicar básicamente desde mis conceptos que es la fotografía.

 

Definición: es un procedimiento que permite por medio de la luz y de sustancias químicas obtener imágenes permanentes sobre superficies convenientemente preparadas (películas).

Consiste en tener algo del presente en un futuro, y luego ver las fotos (imágenes en papel) y notar como ha ido cambiando nuestra realidad, o también... fotografía es tener en un soporte algo que ha pasado, es parar el tiempo y por eso hacemos copias de esas imágenes; todos tenemos algún recuerdo, fotos de vacaciones, y gracias a la fotografía podemos recordar de una forma cronológica... es decir, podemos recordar gracias a una serie de imágenes (fotos). Pues bien, no es la foto lo que aquí vamos a desarrollar, sino como obtenerlas, entonces cuando vayamos ha hacer una foto pensemos en:

- la luz es la correcta? alcanza?

- el encuadre es ideal? puedo mejorarlo?

- es correcta la distancia? o no?

- tiene rollo la cámara?

Para la mayoría lo más importante es tener un muy buen equipo para poder hacer mejores fotos (sic), pensamiento que no es siempre cierto del todo, ya que por tener el equipo más caro no significa que hagamos las mejores fotos. Es decir, lo importante es tener una cámara para nuestras necesidades, y los objetivos (lentes) básicos, lo de hacer buenas fotos es «experiencia», ya que lo más difícil es hacer que esa foto nos transmita algo, y eso surge de nuestro interior, es ver en fracciones de segundo.

En fotografía, como al igual que en cualquier otra actividad, deben seguirse ciertas reglas básicas para obtener buenos resultados. La práctica de estas reglas harán de usted un fotógrafo más experimentado, con experiencia para ir logrando plasmar nuevas ideas y con éstas verse obligado a profundizar aún más sobre las técnicas fotográficas. Pero todo parte de lo básico, todo tiene un inicio ¿verdad?, de la misma forma que en la escuela comenzamos por el primer grado.

Existen numerosas reglas, para el enfoque, velocidad, flash, composición, películas, tipos de cámaras, etc, etc, etc. Pero las más básicas de todas se ajustan a nuestras necesidades. Siguiéndolas verán un cambio en sus imágenes que los ayudará e incentivará a seguir mejorando su técnica.

Una vez que haya asimilado esta base estará en condiciones de seguir superándose dentro de esta técnica/arte y es allí donde su imaginación y creatividad jugarán un importante papel en el desarrollo de este hobby/profesión que algunos llevamos a flor de piel.

 

Las diez reglas básicas en fotografía que le propongo son:

1. Tenga su cámara siempre lista, para poder ilustrar cualquier evento en forma instantánea.

2. Busque acercamientos, para acentuar sus imágenes.

3. Realice fotos dinámicas, que captarán la atención de sus críticos (familiares, amigos, colegas).

4. Use fondos simples, que te permitirán centrar la atención del observador en el sujeto principal de su imagen.

5. Sea creativo al componer, para no aburrir a los que observan.

6. Incluya el primer plano, que le ayudará contar la historia de su imagen.

7. Busque buenas fuentes de iluminación, para así evitar imágenes planas, llenas de sombras o sin contraste.

8. Mantenga su cámara fija, así evitará distorsiones que molestan al observador

9. Use el flash, así llenará las sombras que opacan la imagen.

10. Elija la película correcta, y evitará errores de velocidad.

 

La exposición de una fotografía se realiza a través de una velocidad y abertura de diafragma determinadas (manual / automático).

Las velocidades normalmente van de 2 seg. a 1/2000 de seg. Y dependen del modelo y marca de cámara, ya que algunas tienen una velocidad superior a 1/8000 seg o inferior a 8 seg., estas velocidades son sólo en cámaras profesionales (35 mm, formato medio, formato grande).

Los diafragmas, son las aberturas que tiene un objetivo (paso de luz), estas suelen ir de 1.4 a 22, depende del objetivo que sea. Una prueba sencilla es sacar el objetivo de la cámara, y mirando por la parte posterior hacemos girar el comando del diafragma, así podremos ver como cambia en las distintas posiciones. Luego encontramos los números f que están normalmente a la vista, para poder colocarlo en la posición deseada, tal y como se puede ver en el esquema. Dos conceptos necesarios para hacer una fotografía, aparte de la cámara y el rollo, son diafragma y velocidad.La velocidad y el diafragma son directamente proporcionales, es decir:

Por ejemplo si la exposición que nos da la cámara es de 1/125 seg. f.8, esto quiere decir, que otra posibilidad correcta sería: 1/250 seg. f.5.6, o 1/60 seg. f.11. En resumen una vez obtenida la exposición correcta con una velocidad y un nº f, a partir de ella podemos escoger otra combinación correspondiente, con la precaución de que si aumentamos la velocidad corresponde un diafragma más grande (f.5.6).

Por lo tanto la regla sería: a mayor número nominal de velocidad menor número nominal de diafragma o viceversa.

La velocidad recomendada para congelar imágenes en movimiento. Es de 1/125 o superior, dependiendo del sujeto y sus movimientos.

Por ejemplo: Para automóviles (Rally) la velocidad sería de 1/1000 seg. o superior, siempre y cuando alcance la iluminación ambiente.

El diafragma cambia dependiendo de su posición no es igual tomar una fotografía a f.2.8 que a f.16.

El diafragma abierto (f.2.8), siempre creará el enfoque (protagonismo) en la imagen ya que el objeto estará nítido y el resto desenfocado (profundidad de campo), los diafragmas abiertos son recomendados, sobre todo a la hora de hacer primeros planos, ya que destaca mucho al objeto fotografiado minimizando la nitidez en el resto del cuadro.

Por el contrario los diafragmas cerrados (f.16) harán que salga todo bien definido (más nítido), lo que es recomendable para paisajes, reuniones, por lo cual se pueden captar todos los detalles nítidamente dentro del cuadro de enfoque.

 

 

La profundidad de campo: Es la distancia existente entre dos zonas, la más cercana y más alejada de un sujeto nítido.

Generalmente cuando hacemos fotografías intentamos conseguir el máximo de nitidez en la imagen. La profundidad de campo está relacionada con el diafragma, y será mayor con diafragmas cerrados ( f.16 ), que con diafragmas abiertos ( f.2.8 ), es decir mayor o menor nitidez en la imagen.

Como se puede apreciar el diafragma es muy importante, ya que dos fotografías de un mismo objeto o motivo pueden cambiar totalmente la misma imagen. Por ejemplo: Si hacemos un retrato con una pared detrás, y la distancia entre los dos fuera 1 m o inferior, el efecto producido por el diafragma no es tan exagerado, y las imágenes son bastante similares.

Por tanto se consigue una gran profundidad de campo cuando:

- el número f es alto (abertura pequeña)

- el sujeto está alejado

- la distancia focal es corta (50 mm o angulares )

Para entenderlo mejor, por si hubiera alguna duda, lo único que nos hace falta es una cámara, un rollo fotográfico, un trípode y un objetivo de 50 mm o superior.

El ejercicio consiste en buscar algún lugar preferiblemente en exteriores, en el cual la fotografía tendría que tener un objeto en primer plano de 1 a 5 m, y un fondo de 10 m a infinito (distancias orientativas).

El encuadre podría ser una fila de árboles, un alambrado una línea de automóviles. Entonces se trata de colocar la cámara en el trípode y con el objetivo enfocar el objeto más próximo.

Ahora, sin cambiar el encuadre y sin tocar el enfoque ir sacando fotos con cada diafragma, empezando por el más abierto. Ejemplo: f.2.8, f.4, f.5.6, f.8, f.11, f.16, f.22, etc.

RECUERDE: cuando modificamos el diafragma, tenemos que modificar la velocidad, para mantener una correcta exposición.

Anotar: diafragma y velocidad que estamos utilizando y número de fotografía en un apunte, para que luego al ver las fotografías saber como las hicimos, y así definir prácticamente como es el tema de la profundidad de campo.

Para concluir, en el mercado hay cámaras que tienen la opción de la profundidad de campo, a través de una palanca o botón, lo cual nos permiten ver como será la fotografía final.

 

FOTOGRAFIA EN 3D?

La fotografía estereoscópica era ya utilizada allá por el año 1850, buscaban como fin conseguir relieve en las imágenes a través de la percepción combinada de distancia y volumen de la visión humana. Hoy esas cámaras y visores son objetos de colección, como ya definimos fue un sistema muy inteligente por la combinación de imágenes y percepción.

Sería lamentable el dejarla en el olvido y perder la posibilidad de disfrutar de la fotografía 3D con técnicas fotográficas.

La visión estereoscópica humana es el resultado de una integración a nivel cerebral de imágenes retinianas del ojo izquierdo y derecho en forma simultánea. La percepción de relieve se produce por la separación que existe entre ambos ojos.

Cuando se observa una fotografía no existe diferencia entre hacerlo con un ojo o con los dos. Pero si repetimos la misma fotografía con diferente ángulo, es decir ajustamos las tomas para cada ojo y las observamos cada una con el ojo correspondiente vemos o percibimos la sensación de profundidad.

En la actualidad ya es posible realizar estereogramas y percibir la profundidad, tanto en proyecciones como en forma individual, mediante visores para fotos de diversos formatos y diapositivas.

La estreotécnica (fotografía 3D) actual consiste en el empleo de dos cámaras de disparo sincronizado, entre las que existe una separación equivalente a un 3% de la distancia al primer objeto de la escena a fotografiar. La precisión en el montaje es lo más importante, cuanto menor sea la distancia. Según el motivo a captar puede utilizarse diferentes tipos de objetivos variando desde angulares, normales a teleobjetivos u ópticas especialmente ajustadas. Se debe tener en cuenta que tanto las ópticas como sus graduaciones (enfoque, velocidad y diafragma) deben ser exactamente iguales.

Las cámaras deben estar en trípodes, regletas o soportes de desplazamiento, así como en cremalleras para la obtención de fotografías de aproximación. La utilización correcta de la profundidad de campo es básica, en ocasiones, para atenuar la necesidad de utilizar grandes separaciones entre los aparatos. Si el tema a reproducir carece de movimiento se puede utilizar una sola cámara que, tras el primer disparo, se desplazará a la distancia adecuada (realizando el cálculo previo) para realizar el segundo disparo, manteniendo estrictamente el encuadre. Cuando la distancia al objeto es mayor a 5 m, se puede recurrir a un método más práctico que consiste en realizar a pulso las dos fotografías, partiendo de una misma posición de pie, en la que se mantendrá las piernas ligeramente separadas, basculando a izquierda y derecha en cada uno de los disparos.

Para ver en relieve las fotos es necesario un visor estereoscópico, colocando las fotografías o diapositivas directa o previamente montadas en cartulina, teniendo la precaución de centrarlas y nivelarlas de forma conveniente. En el caso de diapositivas enmarcadas, éstas deben estar niveladas y sujetas, sin posibilidad de movimiento dentro del marquito. Utilizando visores adecuados se pueden percibir las imágenes tridimensionales. También es posible proyectar, aunque en este caso se requiere dos proyectores y polarizar la luz sobre una pantalla metalizada o perlada, un encuadre exacto y anteojos adecuados.

Primero hay que situar la cámara en el centro del soporte a utilizar (trípode, pie, cremallera, etc). El soporte debe estar provisto de un nivel para controlar el horizonte.

Seguidamente hay que preparar el enfoque, diafragma, velocidad y memorizar el encuadre (alto y ancho). Una vez realizado minuciosamente esto se debe desplazar la cámara hacia la izquierda y realizar el primer disparo; después debe desplazarse la cámara hacia la derecha y disparar por segunda vez.

- Los objetos a fotografiar no deben estar en movimiento.

- Las fotografías pueden realizarse con la cámara paralela al objeto a fotografiar o con ésta ligeramente en convergencia para abarcarlo si no cabe de la primera manera (siempre que la convergencia no provoque el cruce con el infinito).

- El desplazamiento de la cámara para hacer las fotografías de izquierda a derecha debe ser de igual distancia hacia cada lado y proporcional a la distancia a la que se encuentra el primer objeto de las fotografías.

Cuando se utilizan cámaras con ópticas angulares a distancias de 5 m o más, no es necesario que converjan.

Cuando se realizan fotografías con ópticas de 50 mm o teleobjetivos es conveniente ser más cuidadoso en el centrado.

Para obtener fotografías macro de calidad en tres dimensiones es necesario converger la cámara. Debe enfocarse hacia el infinito así los objetos situados en primer plano estarán en distinto lugar al comparar las dos fotografías (ver esquemas).

 

El fotógrafo ve donde los demás miran. A eso se le llama visión fotográfica y requiere de un mínimo de sensibilidad y buen gusto, pero hay una cosa que tiene mucha importancia: conocer nuestro equipo, que nos permitirá sacar todo el rendimiento posible a nuestro alcance.

 

TIPOS DE CAMARAS

Los principales tipos de cámaras, pueden dividirse de la siguiente manera.

Cámaras compactas:

- Cámaras de un solo uso (descartables)

- Cámaras de foco fijo

- Cámaras de óptica fija

- Cámaras de óptica zoom (autofoco)

- Cámaras aps de óptica fija

- Cámaras aps de óptica zoom (autofocus)

 

Cámaras telemétricas:

- Cámaras 35 mm óptica fija

- Cámaras 35 mm óptica intercambiable

- Cámaras medio formato óptica fija

- Cámaras medio formato óptica intercambiables

Cámaras réflex:

- Cámaras aps óptica intercambiable

- Cámaras 35 mm mecánicas manuales

- Cámaras 35 mm automáticas y manuales

- Cámaras 35 mm autofocus

- Cámaras medio formato monoculares

- Cámaras medio formato biópticas

- Cámaras medio formato autofocus

Cámaras de banco óptico:

- Formato 9x12 / 13x18 / 18x24

Cámaras instantáneas:

- Cámaras polaroid y fuji, cámaras panorámicas: de eje rotatorio tipo horizon/noblex

- Cámaras rígidas en formato 6x17/ 6x12 tipo fuji o linho

Cámaras digitales:

- Tipo compactas / réflex / respaldos de chip de área respaldos de barrido

 

La mayoría de cámaras compactas y telemétricas disponen de un visor externo distinto a la lente para poder seleccionar el encuadre, existen 3 clases de visores:

- Visor de galileo: es un dispositivo óptico que muestra un área de visión similar a la del objetivo de la cámara, incluso si es zoom.

- Visor de albada: es un espejo semirreflejante situado a 45º en el interior de un visor de cualquier tipo que nos produce una imagen virtual proyectada sobre un cuadro brillante suspendido dentro del visor.

- Visor de cuadro luminoso: en este caso el área que cubre la óptica queda delimitada por un recuadro o unas líneas brillantes que se reflejan en un espejo semitransparente que varían al colocar diferentes objetivos.

Los visores de galileo y albada son utilizados por la mayoría de cámaras compactas 35 mm / aps / digitales. Los de cuadro luminoso son empleados por máquinas telemétricas tipo Leica modelo «m» / Mamiya 7 / Konica hexar / Contax g2.

Es aquel en el que se ve en el visor el campo que cubre el objetivo y se aprecia el enfoque, así como el cambio de campo en un objetivo zoom; este sistema consiste en intercalar un espejo a 45º entre la lente y la película, este espejo refleja la imagen sobre un cristal esmerilado que simula el plano focal de la óptica, cuando se produce el disparo este espejo se retrae permitiendo que se forme la imagen sobre la película.

Hay dos tipos básicos de cámaras réflex: SLR (réflex monoculares) y réflex binoculares; y cámaras de visión directa: aquí la imagen se forma directamente en el plano focal de la película, para poder enfocar se sustituye la película por un cristal esmerilado que nos da una visión del enfoque y campo de visión.

 

LA PELICULA

La película es muy importante, ya que dependen de ella que podamos conseguir una foto con más definición, calidad, menor grano, etc, todo en función del tipo de película utilizado.

En el mercado encontramos marcas y modelos muy variadas y cada una tiene su función, por ejemplo nunca usaremos la misma película para hacer fotos a la luz del día, que fotos en un teatro de noche.

La primera elección a la hora de comprar película, será el formato para nuestra cámara. Por lo general será el de paso universal (35 mm) que se utiliza en la mayoría de las cámaras a excepción de las cámaras digitales, pero no es el único ya que también existe en el mercado las 120 mm, 9x12, 10x12, 13x18, 20x25. Estas últimas películas sólo se pueden adquirir en distribuidores especializados en fotografía.

El siguiente item a tener en cuenta es la sensibilidad, ASA (American Standards Association) o el sistema DIN (Europeo). El ASA nos indica la sensibilidad o " rapidez " de la película, cuanto más ASA obtendremos una velocidad más alta (menos crítica es la iluminación para conseguir imágenes), pero con una pérdida de calidad de la imagen provocada por el grano de la película.

Esto quiere decir que la película de 400 ASA, es el doble de rápida que la de 200 ASA y que a su vez es el doble de rápida que la de 100 ASA. El aumento de la sensibilidad de la película se consigue gracias a la fabricación de haluros de plata más grandes y conlleva una pérdida de calidad a la hora de hacer grandes ampliaciones.

Las películas suelen tener un número ASA que va de 25 a 3200, aunque luego podemos forzar de película en el revelado, con lo cual aún podría ser superior o inferior.

 

EL REVELADO, conceptos muy basicos

Primero: los químicos usados para el revelado de película deben ser utilizados con el debido cuidado y orden para evitar accidentes.

1. Coloque en orden todos los materiales necesarios (tanque, espiral, tijeras, químicos).

2. Oscurezca el cuarto completamente.

3. Abra el chasis, saque la película con mucho cuidado, no maltrate la emulsión (rayas, huellas digitales).

4. Corte la punta de la película de forma que queden los bordes redondeados.

5. Introduzca en el espiral con movimientos rotativos alternados.

6. Despegue la película del rollo.

7. Coloque el espiral dentro del tanque de revelado.

8. Cierre el tanque.

9. Encienda la luz.

10. Controle la temperatura de los químicos.

11. Vierta el revelador en el tanque.

12. Ponga en marcha el cronómetro (reloj de laboratorio).

13. Agite vigorosamente la primera vez el tanque, para eliminar las burbujas de aire por 5 segundos.

14. Agite nuevamente el tanque a los 30 segundos, movimientos circulares continuos, luego deje reposar por 30 segundos, repetir la operación por el tiempo total de revelado (lea el prospecto adjunto del químico utilizado).

15. 10 segundos antes de cumplirse el tiempo vacíe el revelador en su recipiente, y llene con agua el tanque.

16. Enjuague el tanque con agua corriente a temperatura de revelado durante 30 segundos o coloque el baño de paro.

17. Vierta el fijador en el tanque y agite vigorosamente. Y siga las instrucciones del prospecto adjunto.

18. Devuelva el fijador a su envase.

19. Lave el negativo dentro del tanque con agua corriente.

20. Opcionalmente enjuague la película con unas gotas de champú suave muy diluido.

21. Cuelgue en un lugar libre de polvo y deje secar, en caso de urgencias utilice aire caliente.

22. Luego del secado, corte los negativos en tiras de seis fotogramas cada una y guarde en sobres de papel mantequilla.

 

Algunos tiempos estimativos de revelado

Revelador D-76 KODAK Temperatura 20º C

PLUS-X (ASA 100) 6 min. 30 seg.

TRI-X (ASA 400) 8 min.

Revelador HC-110 KODAK Temperatura 20º C

PLUS-X (ASA 100) 5 min. 30 seg.

TRI-X (ASA 400) 4 min. 30 seg.

 

Baño de Paro:

Dilución: 1 litro de agua + 1 onza de ácido acético, o 100 cc en un litro de agua.

Temperatura: Ambiental

Agitación: Constante.

 

Fijado: Fijador FIXER

Preparación: Según indicaciones en el sobre.

Temperatura: Ambiental

Tiempo: 5 min. con agitación según indicaciones.

 

Lavado: Bajo agua corriente.

 

Enjuague (en lo posible): Baño en Photo Flou

Dilución: 10 gotas un litro de agua.

Tiempo: Un minuto de enjuague en agitación constante, cuidando de no dañar la emulsión de la película.

 

Secado: en un ambiente libre de polvo, opcionalmente se puede usar aire caliente.

 

LOS FILTROS

Tipos de filtros:

- Rosca (más usados)

- Bayoneta

- Sistema portafiltros

- Gelatina

- A presión

Los más utilizados suelen ser los de rosca y sistema portafiltros, ya que su manejo y su amplia gama los convierten en los filtros más utilizados por los aficionados y profesionales.

Los filtros a rosca son los que enroscamos en la parte delantera del objeto. Estos filtros los encontramos de diferentes medidas, según el objetivo que tengamos. Los diferentes diámetros de los filtros son los siguientes:

.........49, 52, 55, 58, 62, 67, 72, 77, 82......... entre otros

Normalmente los filtros de rosca suelen estar compuestos de vidrio. Y dependiendo de que filtro se trate, se pueden encontrar de diferentes calidades:

Sin Revestimiento: Filtros sin tratamiento

Un solo Revestimiento: Filtro con una capa de tratamiento (coated - C)

Revestimiento Múltiple HMC: Filtros con 7 ó más capas de tratamiento (multi-coated - MC)

Cuantas más capas tenga el filtro, obtendremos más definición de la imagen, menos reflexión y por supuesto son menos económicos.

Como marcas recomiendo: Hoya, B+W, Kenko, Hama y las marcas originales como Canon, Nikon, Pentax, etc.

Estos filtros tal y como lo dice su nombre son a bayoneta. Se acoplan en la parte delantera de los objetivos, girándolos unos 90º. Como marca destacable: Hasselblad. Los tipos de Bayoneta, pueden ser B50, B60, B70.

 

Estos filtros constan de tres elementos: Una arandela que se sujeta a la parte delantera del lente, un portafiltros y el filtro.

- Las arandelas tienen los mismos diámetros que los filtros de rosca.

- El portafiltros es válido para todas las arandelas de su portafiltros, es decir, es universal.

- Los filtros son compatibles con el portafiltros y podemos utilizar máximo 4 ó 5 filtros a la vez.

Suelen ser cuadrados o rectangulares depende la marca que escojamos. Como marcas de prestigio: Cokin, Cromatek y Tiffen entre otras.

Los diferentes tamaños son: 75 mm, 100 mm, 150 mm y láminas de 350 mm x 450 mm. Estos se utilizan en Sistema Portafiltros (Cokin, Cromatek, Kodak, Ampliadoras...)

Los filtros de gelatina son utilizados principalmente por los profesionales, tienen una gran calidad, existiendo de un mismo color diferentes tonalidades:

CC5, CC10, CC20, CC30, CC40, CC50 (Cuanto mayor es el numero CC, más denso es el color)

Para fijar las gelatinas delante del objetivo se utiliza un Portafiltros combinándolo con un adaptador para el mismo.

 

Correccion de color

Ultravioleta (UV): absorbe los rayos ultravioletas eliminando la bruma del cielo. También se utiliza como filtro protector, dejándolo permanentemente en el objetivo. Es totalmente transparente.

Skylight: similar al UV, con la diferencia que es de color rosado suave, se utiliza para eliminar la dominante azul que se crea en las sombras para fotografías en exteriores.

Polarizador Lineal: este filtro elimina los reflejos de todo tipo (excepto metálicos) y en exteriores es muy utilizado en condiciones de buena iluminación, provocando saturación del color en toda la imagen, en especial del cielo.

Polarizador Circular: este filtro es similar al polarizador lineal, con la diferencia que está pensado para objetivos autofocus por el tratamiento interior del filtro.

Filtro 80A (3.200ºK a 5.500ºK): se utiliza para eliminar la dominante amarilla que aparece cuando utilizamos película luz día en fuentes de luz artificial como la de Tungsteno Standard (lámpara común).

Filtro 80B (3.400ºK a 5.500ºK): se usa para eliminar la dominante amarilla que aparece cuando utilizamos película luz día en fuentes de luz artificial de Tungsteno Photoflood (Lámparas de Estudio)

Filtro 80C (3.800ºK a 5.500ºK): para eliminar la dominante amarilla que aparece cuando utilizamos película luz día en fuentes de luz artificial de Tungsteno (Bombilla de Flash Clara).

Filtro 85A (5.500ºK a 3.400ºK), Filtro 85B (5.500ºK a 3.800ºK), Filtro 85C (5.500ºK a 4.000ºK): a la inversa que los 80, éstos se utilizan con película de Tungsteno en condiciones de luz natural.

Filtro FL-W: es para luz cálida o blanca fluorescente. Estos filtros se utilizan cuando utilizamos película luz día con luz Fluorescente, para evitar la dominante verde.

Filtro FL-Day: es para fluorescentes del tipo luz día.

Filtro 82A: éstos están equilibrados para aumentar ligeramente la temperatura de color y dar un tono más azulado a la fotografía. También se utilizan para corregir la dominante rojiza de los amaneceres o crepúsculos.

Filtro 82B: similar al 82A pero más denso el color azul, por tanto una mayor dominante azul.

Filtro 82C: más denso que el 82B.

Filtro 81A: para reducir la temperatura de color, y así obtener un color más rojizo. También se utiliza para fotografiar a primeras horas de la mañana o en sombras, a causa de la dominante azul que hay en esta situación.

Filtro 81B: similar al 81A pero más denso el color ámbar.

Filtro 81C: similar al 81B pero aún más denso.

Amarillo: consigue un contraste suave entre cielo y nubes, crea tonos naturales. Atenúa los objetos de color amarillo y realza su complementario.

Naranja: para saturar los rojos y amarillos, es de mayor contraste que el filtro amarillo. Atenúa los objetos de color naranja.

Rojo: Es el filtro con más contraste de los de blanco y negro. Consigue efectos grandes efectos en paisajes entre cielo y nubes, también se utiliza en fotografía infrarroja. Atenúa los rojos.

Verde: utilizado para retratos, corrige tonos de piel, sirve para hacer retrato en interiores con luz artificial de Tungsteno.

Verde-Amarillo: utilizado también en retratos, corrige tonos de piel, sirve para hacer retratos en exteriores con fondos de vegetación, atenúa el verde.

Los filtros ND son grises neutros al color y blanco y negro, se utilizan para:

- Reducir la cantidad de luz sin afectar al equilibrio del color

- Reducir la profundidad de campo.

- Aumentar los tiempos de exposición, especialmente lluvia, cascadas, etc...

- Los más conocidos son: ND1 - ND2 - ND4 - ND8 (1: un diafragma, 2: dos diafragmas, etc)

ND x 400: El uso de este filtro está limitado a temas muy concretos. Uno de esos temas es la fotografía de eclipse y otro conocido es la arquitectura. Se utiliza cuando no necesitamos que salgan personas en la fotografía a causa de la larga exposición que provoca este filtro.

Central ND: Es un degradado gris que empieza desde el centro hacia exterior. Este filtro está pensado para los objetivos gran angular, ya que tienen menos luz en la parte exterior. Con este filtro se contrarresta el efecto de falla de iluminación de estos tipos de lentes. El único inconveniente que tiene es su elevado costo.

Degradado Neutro:  es muy utilizado por los fotógrafos de naturaleza, sirve para contrarrestar el radio de contraste entre el punto más luminoso y el más oscuro. Normalmente la parte gris cubre el cielo y la incolora el suelo. Estos filtros suelen perder: 1, 2 ó 3 diafragmas segun el que se elija.

Split Field: es mitad lente de aproximación y mitad sin vidrio, y se utiliza para hacer una foto de un objeto enfocado a unos 20 cm y la parte superior sin nada. Se puede obtener una buena profundidad de campo.

Multiplicador x3 Color: "rompe" la imagen en tres con un color por cada una de sus partes.

Multiplicador x5 Color: Multiplica la imagen x5 teniendo en este caso sólo dos colores.

Multiplicador x5: Multiplica la imagen x5 sin interferir la imagen, totalmente incolora.

Filtros de Estrellas: Estos filtros provocan en las fuentes de luz (luces, sol, reflejos...) estrellas. Estas pueden ser de 4, 6, 8 ó más puntas dependiendo de la marca y modelo de filtro.

 

LENTILLAS DE APROXIMACION

Estos filtros reducen la distancia mínima de enfoque de nuestro objetivo. Cuanto mayor sea el número más se aproximará al objeto, es decir, convertimos nuestro objetivo en uno "seudomacro".

Aproximación +1: permite enfocar a una distancia de unos 40 cm aprox. Objetivo: 50 mm (1 dioptría).

Aproximación +2: permite enfocar a una distancia de unos 30 cm aprox. Objetivo: 50 mm (2 dioptrías).

Aproximación +4: permite enfocar a una distancia de unos 10 cm aprox. Objetivo: 50 mm (3 dioptrías).

Aproximación +10: permite enfocar a una distancia de unos 5 cm aprox. Objetivo: 50 mm (10 dioptrías)

 

FILTROS DE EFECTO

Doble Exposición: se utiliza en cámaras que tengan esta función. Consiste en hacer dos fotos en un mismo fotograma. Primero se hace una y después se gira el filtro 180º y se hace la otra, también llamados «máscaras».

Center Spot: difumina la imagen exceptuando el centro a causa de estar perforado.

Filtros Spot: "tiñe" la imagen de color exceptuando el centro al estar perforado (rojo, verde, amarillo)

Filtros Degradados: comienzan de un color a incoloro y se utilizan principalmente para los cielos en paisajes. Son múltiples las combinaciones de incoloro a color y entre colores.

 

FOTOMACROGRAFIA, tambien muy basica

La fotografía macro, fotomacrografía o macrofotografía consiste en fotografiar un motivo a una distancia muy corta, llegando hasta una proporción de tamaño real (escala 1:1), es decir, el tamaño del motivo será el mismo en el original que en el negativo.

Aunque la definición real de fotomacrografía es aquella que realiza imágenes de mayor tamaño que el del original, hasta una ampliación de diez veces (x25), si supera este nivel de ampliación ya estaríamos hablando de fotomicrografía, en cuyo caso normalmente debemos hacer uso de microscopios. Entonces, deberíamos principalmente hablar de fotografía de acercamiento, aunque lo habitual es denominarla fotomacrografía.

Para conseguir acercamiento al objeto elegido podemos optar por distintas soluciones, cada una con sus ventajas e inconvenientes, no necesariamente costosas. Estos son los principales accesorios que nos permitirán realizar fotomacrografías:

- Lentillas de aproximación

- Tubos de extensión

- Anillo inversor

- Fuelle

- Objetivo macro

Lentes de aproximación (ver filtros) permiten acercamiento al motivo por encima al permitido por nuestro objetivo. Este acercamiento es mayor o menor en función de las dioptrías de la lente seleccionada, ya que contamos con diversas graduaciones o aumentos. Cuanto más alto sea este, más podemos acercarnos al motivo.

Estas lentes son filtros que se acoplan al objetivo, permitiendo acoplar más de una para aumentar la potencia sumándolas (x1 + x2= x3).

Habitualmente, el juego de dos o tres lentillas de aproximación: x1, x2 y x4, permite disponer de distintas combinaciones necesarias para la mayor parte de los aficionados y profesionales. No afectan la iluminación.

Los tubos de extensión tienen la particularidad de separar el objetivo de la cámara, se colocan en el cuerpo como si fuera un objetivo y a ellos se acopla el objetivo, por lo que es indispensable una cámara de objetivos intercambiables. Estos tubos son de diferentes tamaños, la opción más habitual contiene tres medidas distintas (igual que las lentillas de aproximación), facilitando la opción de usarlos individualmente o bien sumados. Estos dispositivos tienen la función de separar la óptica del cuerpo de la cámara, es decir, del plano de la película, con lo que se pierde mucha iluminación. El fotómetro de la cámara, si no usamos flash, juega un papel muy importante, teniendo en cuenta que variar la medición de la exposición respecto a la indicada con el factor de compensación relativa al tubo usado. Antes de comprar los tubos debemos conocer el modelo de cámara y sus características, ya que es importante no perder la comunicación mecánica y/o electrónica entre cámara y objetivo, es decir diafragma, autofocus, etc.

El anillo inversor es una arandela que tiene por un lado el anclaje de la montura para nuestra cámara y rosca en el otro. Su utilización se basa en colocarlo en el cuerpo de la cámara y enroscarle el objetivo por su parte frontal, similar a los tubos de extensión. Con este accesorio conseguimos en forma directa una proporción de tamaño real (escala 1:1), es decir, el tamaño del original a fotografiar es igual al proyectado sobre el plano de la película, sin perder luminosidad. El principal problema de este método de acercamiento radica en que se pierde toda la comunicación entre cámara y objetivo, por lo tanto todo es manual.

El fuelle es muy parecido a los tubos de extensión, dado que se coloca entre la cámara y el objetivo, pero separándolos a la justa medida que necesitemos (ya que es graduable), y esta es su principal ventaja respecto a los tubos, ya que no nos obliga a usar medidas preestablecidas. Estos suelen suministrar tablas de datos que nos informarán del aumento de exposición según la distancia de separación. Algunos permiten conexiones mecánicas o por doble cable disparador entre el cuerpo y el objetivo, para acceder simultáneamente al obturador y diafragma, si no tiene estas opciones, deberemos preparar la fotografía con el diafragma completamente abierto con la intención de tener el máximo de luz para encuadrar, enfocar, (ya la extensión que permite el fuelle nos hace perder mucha luz) y diafragmar antes de la toma. Con un fuelle, el rendimiento óptico de un objetivo se ve seriamente afectado, por lo que es muy importante la calidad y construcción de este, que debería ser un objetivo macro.

Los objetivos macro son por sus características los que permiten por sí solos tomar una fotografía a tamaño real, escala 1:1. Éstos están libres de la mayor parte de las aberraciones ópticas para realizar este tipo de acercamiento, motivo por el cual los convierte en la mejor opción, sin duda en cuanto a calidad y comodidad de prestación, ya que su enfoque va desde el infinito hasta 1:1. Normalmente están disponibles en distancias focales de 50 mm (la más habitual), 100 mm y 200 mm. La elección de la distancia focal está directamente relacionada con la distancia a la que deseamos trabajar respecto al objeto a fotografiar. Ésto es útil para iluminar cómodamente o en el caso de fotografía científica. Los objetivos macro no deben confundirse con la disponibilidad "macro" que marcan en algunos objetivos y zoom convencionales ya que por sí solos, ni dan la calidad y correcciones ópticas esperadas y escala de tamaño de este tipo de objetivos. Evidentemente que hay otros dispositivos imprescindibles: trípode y disparador de cable. Debemos considerar que en fotomacrografía necesitamos exposiciones largas y sin estos accesorios no es viable una fotografía en dichas condiciones. Un lente muy conocido es el «Medical» de la firma Nikon, es un objetivo macro de 120 mm con flash circular automático incorporado y su competencia de la firma Yashica la cámara «Dental Eye» que permite realizar fotomacrografías en una escala de hasta 2:1, consta de un cuerpo con un lente macro, también de 120 mm, con tres flashes automáticos incorporados, la característica que impone la segunda es que se trata de un equipo ya armado, es decir es sólo para esta aplicación desde un rostro a un elemento dentario van sus graduaciones, por el contrario el equipo Nikon «Medical» es un accesorio para una gran variedad de cuerpos de la misma marca e inclusive de otras empresas que utilizan el mismo tipo de bayoneta.

Una vez descriptos, básicamente, los equipos para este tipo de fotografía estamos en condiciones de detallar algunas técnicas. Los pasos a tener en cuenta son:

- Debemos analizar con detenimiento el objeto a fotografiar, prestando suma atención a su tamaño. Y así encontrar la perspectiva a obtener y distancia óptima para que podamos fotografiarlo, lo cual dictará qué tipo de equipo es necesario (lente de aproximación, fuelle, distancia focal del objetivo, etc.). Para apreciar el tamaño real de nuestro motivo, podríamos añadir en la foto algún objeto que sea fácil de reconocer, de tamaño conocido eliminando así cintas métricas o reglas, para evitarle distracciones al observador.

 

- Es mucho más importante este detalle de lo que pueda parecer, ya que muchas veces vemos fotos con una hoja de papel de fondo, donde se aprecian claramente los extremos de la hoja e incluso la mano que la sujeta u otros elementos extraños a la imagen. Para evitar estos detalles, que desmerecen la imagen, es importante localizar un fondo que cubra totalmente el espacio de encuadre. Cualquier cosa que no distraiga la atención del objeto a fotografiar, y lo suficientemente grande como para evitar espacios descubiertos o elementos de sujeción. Lo habitual es una cartulina doblada en forma de "L", sin marcarla, manteniendo la curva de cambio de dirección. Si no se dispone de una cartulina lo suficientemente grande podemos usar tela de tramado fino y color que no sea el centro de atención de la imagen. Si estamos en exteriores no es necesario colocar algo de fondo, hay que centrarse en buscar entornos que no produzcan contraluces fuertes ni distraigan la atención, ya que fotografiar el motivo dentro de su contexto de ambiente natural puede beneficiarnos creando un fondo real, además recuerde lo antedicho de la profundidad de campo, en objetos muy pequeños y a la máxima ampliación ésta disminuye de forma tal que el fondo se sale de foco creando efectos muy atractivos y no distractivos.

 

- La iluminación es lo más difícil y complejo en esta área, porque necesitamos mucha cantidad de luz (intensidad), muy cerca del objeto y evitando sombras producidas por nosotros. Si usamos luz ambiente, deberíamos contar con reflectores para dirigir la luz a las áreas que no deben quedar subexpuestas. En el caso de luz continua debemos usar luz artificial filtrada con un filtro de compensación de color (azul 80A en el caso de la luz de tungsteno). El tungsteno es una luz muy dura, debemos prestarle mucha atención a las diferencias de exposición de una zona con respecto a otra. Los reflectores serán de gran ayuda para evitar altos contrastes. Con luz fluorescente debemos usar los reflectores y sus correspondientes filtros de corrección, ésta es muy suave (no produce sombras marcadas), hay que tener en cuenta que existen diversos tipos y de características cromáticas muy distintas, con lo que el filtrar en función de la temperatura de color es crítica. Para los flashes la técnica se complica, a menos que sean TTL (la luz está regulada por la cámara a través del objetivo, como en los casos del lente «Medical» de Nikon y la cámara «Dental Eye» de Yashica), ya que debemos medir la luz con un flashímetro (fotómetro de mano para flash) o realizar un estricto cálculo de distancia y potencia para averiguar el diafragma y modificar así la exposición en función de los valores obtenidos de pérdida de intensidad lumínica que nos impone la extensión de la distancia focal, anillos de extensión o fuelle que estemos utilizando.

 

- Este es uno de los puntos clave. Consiste en el espacio entre la distancia mínima y máxima en las que tenemos foco (nitidez). Dicho espacio disminuye a medida que nos acercamos al objeto, llega a ser crítica en fotomacrografía. Para obtener la máxima profundidad de campo posible debemos cerrar el diafragma lo más que se pueda (siempre por encima de f.22), ya que a diafragmas más cerrados obtendremos mayor profundidad de espacio enfocado. Esto nos presenta un problema crítico, ya que al cerrar al máximo el diafragma tenemos que aumentar el tiempo de obturación, para no variar la proporción diafragma/velocidad en la exposición. Y teniendo en cuenta que este tipo de fotografía rápidamente nos quita luminosidad, podemos vernos en exposiciones realmente largas, o en el caso de usar flash, en tener que aumentar la potencia, acercarlo más al motivo o incluso multiexposición. Debemos aprovechar todas la ayuda que nos brinde nuestro equipamiento, por ejemplo, si la cámara dispone del botón de "comprobación de la profundidad de campo" (cerrar el diafragma sin obturar) podemos observar la zona enfocada tal y como saldrá con el diafragma que hemos seleccionado y así modificarla a nuestro gusto la imagen. Si no disponemos de esta opción tenemos que seleccionar el punto de enfoque a ojo, usando la escala de profundidad de campo del objetivo, ya que contamos con un espacio previo y posterior en los cuales lo mantenemos (profundidad de campo, es mayor hacia atrás), con este dato el punto de enfoque nunca debe estar en el frente del objeto, para no desperdiciar área de enfoque. Es recomendable, entonces, dejar un tercio de distancia por delante y dos tercios por detrás; aunque esta proporción varía es muy recomendable realizar pruebas variando esta escala y nunca una sola toma de un objeto a máxima ampliación, puede que nunca se repitan las condiciones de toma.

 

- Antes de apretar el disparador debe hacer un repaso del objeto y fondo, para evitar polvo, pelos, pelusas, manchas de dedos, etc., que son claramente visibles en la foto por su ampliación, así como fijarnos en los pequeños detalles de colocación correcta del objeto.

 

 

EL COLOR DE LA LUZ

La luz blanca es en realidad una mezcla de longitudes de onda (medidas en nanómetros), si es refractada como ocurre en el arco iris o un prisma, esas longitudes de onda se separan y ponen de manifiesto los colores integrantes del espectro. La visión humana sólo es capaz de detectar las longitudes situadas entre 400 y 700 nanómetros. La luz ultravioleta (UV), de longitud de onda inferior a los 400 nm, y la infrarroja (IR), superior a los 700 nm, son invisibles al ojo.

El espectro visible encierra tres zonas: azul, verde y rojo, los colores primarios de la luz. Si se quita uno de éstos, aparece su color complementario, mezcla de los otros dos primarios. Esta relación primarios y complementarios, es fundamental en el copiado e impresión en color y es imprescindible familiarizarse con esto. También es necesario recordar como afectan los filtros de colores a la luz: siempre absorbiendo y/o sustrayendo los colores menos el propio.

El color que tienen los objetos (las cosas que vemos), es una propiedad de la luz con la que los miramos. El sol, una vela, y un carbón incandescente producen todos ellos luz al irradiar calor. Sin embargo el color de la luz que cada uno desprende no es idéntica. Como resultado, cada fuente irradia una mezcla distinta de longitudes de onda, lo que produce efectos sobre los colores de los objetos iluminados (de allí el uso de los filtros de corrección de color). Estos efectos se notan en las fotografías en colores, ya que las películas están equilibradas para dar precisión en los colores para una determinada mezcla de longitudes de onda, la luz de día 5.000ºK.

Las fuentes luminosas pueden codificarse según su denominada "Temperatura Color", dada en grados Kelvin (ºK). Recordemos que grados Kelvin se refieren al color de la luz producida , no a la temperatura física de la fuente.

Por lo tanto, la luz determina el aspecto de las cosas. Forma parte de todo el conjunto de energías electromagnéticas que se transmiten de forma ondulatoria.

La longitud de onda determina el tipo de energía electromagnética. La luz visible y, como dijimos, también determina el color. «La luz blanca se compone de los 7 colores principales mezclados». Los objetos absorben las 7 longitudes de onda, en el caso de una manzana roja absorberá todas las longitudes de onda menos la roja.

- Intensidad luminosa de la fuente: es la cantidad de luz que una fuente de luz emite en todas direcciones. Su unidad es la candela.

- Flujo luminoso: luz en una dirección determinada. Su unidad es el lumen.

- Iluminación: luz que llega a los objetos. La unidad es el lux. 1 lux = luz de un lumen en un metro cuadrado.

- Reflectancia: porcentaje de luz que reflejarán los objetos. Se mide simplemente en tanto por ciento (%)

- Luminancia: es la luz que han reflejado los objetos. Su unidad es el nit. Un nit, cuando llega a nosotros vuelve a ser un lux.

- Luxómetro: mide los lux. Funciona con materiales fotoeléctricos, y producen electricidad en función de la cantidad de luz que reciben.

- Exposímetro: mide la cantidad de luz y lo relaciona con el diafragma de una cámara de fotos o de vídeo. Para representar la escala de un diafragma y su abertura, se utilizan los números f:

Cuando hablamos de luz cálida o fría, no estamos refiriéndonos al calor de la lámpara, nos referimos al tono de color que ella da al ambiente.

Prestando atención a la naturaleza observemos el sol, al amanecer da un tono más rojizo y a medida que el día va pasando, su luz va quedando más amarilla hasta tornarse blanca, después vuelve a quedar anaranjada al final del día.

Es decir que al despertarnos el sol está más rojizo, su luz tiene una tonalidad más cálida, a medida que el día avanza y nuestras actividades aumentan, la luz del sol va quedando más fría (medio día). En un día nublado, la luz queda con una tonalidad casi azulada y es cuando desarrollamos con mayor vigor nuestras actividades (más fría). Al final del día cuando pensamos en descansar, la luz vuelve a quedar más cálida (anaranjada).

Ha notado que la luz más cálida esta relacionada con mayor bienestar y relajación (fin y comienzo del día) y luz más fría mayor actividad (horario laboral).

En las lámparas esta temperatura de color es medida en grados Kelvin (ºK) y cuanto mayor sea el número, más frío es el color de la luz de la lámpara.

Por ejemplo, una lámpara con temperatura de color de 2700ºK tiene tonalidad cálida, una de 7000ºK una tonalidad muy fría. El ideal es variar entre 2700ºK y 5000ºK.

Las áreas sociales, deberían tener una tonalidad más cálida o neutra induciendo al relajamiento. Y las de servicios (oficinas, salas de estudio) debería haber una tonalidad neutra o fría, induciendo a mayor actividad.

 

ELECCION DE LA PELICULA

Existe una gran variedad de películas color para luz diurna e interiores. La elección inicial es entre película para diapositivas (transparencias) y película para negativos. Después se debe tener en cuenta la sensibilidad de la película, las más rápidas (más sensibles) ofrecen gran versatilidad, a costa de un aumento del grano y pérdida en los contraste; las más lentas (menos sensibles) producen una buena gama de tonos entre luces y sombras y granos más pequeños.

A menudo la denominada diapositiva brinda colores precisos y brillantes, aunque requieren ser proyectadas o copiarse a papel para ser bien vistas, su mayor característica es que presentan una gran viveza de colores.

 

GLOSARIO

Aberración: Incapacidad de forma y nitidez que tiene un objetivo para reproducir un sujeto de forma correctamente enfocado.

Abertura: La abertura de un objetivo suele ser variable en cuanto a diámetro y controlada por un diafragma calibrado en números f.

Acutancia: Medida física objetiva de la nitidez de una imagen fotográfica.

Ampliación: Copia de mayor tamaño que el negativo original.

Ampliadora: Aparato utilizado para proyectar luz a través de un negativo sobre papel fotográfico sensible a la luz para obtener positivos ampliados.

Analógico: Señal que representa un sonido o imagen por analogía eléctrica.

Ángulo de visión: Ángulo que tiene un objetivo de una distancia focal concreta. Por ejemplo un objetivo de 35 mm muestra 46º, y uno de 28 mm 74º.

APS: Advanced Photo System, es decir Sistema Avanzado de Fotografía. Una capa magnética de la superficie de la película almacena diversos tipos de información (hora, fecha, exposición...)

ASA: Siglas que significan American Standards Association. Indican la sensibilidad de la película y cuanto mayor es el número ASA mayor sensibilidad tendrá (ideal para condiciones de poca luz, o fotografía de alta velocidad). La escala ASA es aritmética: 200 ASA es el doble de sensible que la de 100 ASA.

Autofoco: Sistema incorporado en la mayoría de las cámaras actuales, el cual permite enfocar automáticamente presionando el botón de disparo.

B, posición: Posición que tienen incorporado en el dial del obturador las cámaras. El cual nos permite fotografiar con el obturador abierto hasta que dejemos de presionar el botón de disparo, controlando así el tiempo de exposición de la imagen. Muy utilizado en fotografía nocturna, astronómica....

Baño de paro: Solución ácida utilizada para frenar o detener el proceso de revelado, antes del fijado.

Barrido: Técnica utilizada en seguir a un sujeto con la cámara durante la exposición, para conseguir que aparezca nítido contra un fondo borroso.

Bolsa opaca: Bolsa de tela opaca, normalmente de color negro la cual nos permite utilizar materiales sensibles a la luz.

Bracketing: Consiste en subexponer y sobreexponer una imagen, es decir hacer 3 fotos (o más) de una misma fotografía con tres mediciones de luz diferentes, por ejemplo: exposición correcta 0, subexposición -0,5 y sobreexposición +0,5. Esto lo realizamos para "asegurar" una foto y así poder conseguir una luz ideal para nuestra fotografía, es recomendable utilizar esta técnica cuando tengamos dudas sobre la exposición correcta de la misma.

Cable disparador: Cable que nos permite disparar la cámara sin tener contacto con ella. Se utiliza con trípode y es ideal para reducir la vibración de la cámara, ganando gran estabilidad. Ideal para paisajes, macro, nocturnas...

Cámara: Cualquier caja opaca que deja pasar cantidades controladas de luz hasta una superficie fotosensible, como película fotográfica o un CCD.

Cámara de monorraíl: Cámara de gran formato montada sobre un carril único, permitiéndonos tener una amplitud de movimientos y posiciones diferentes.

Cámara panorámica: Cámara cuyo objetivo gira aproximadamente sobre su punto nodal posterior para exponer una larga tira de película.

Cámara de placas: Cámara que utiliza placas de cristal, normalmente adaptada al uso de película en hojas ( 9x12, 10x12, 13x18....).

Cámara Réflex: Cámara en la que el espejo refleja la imagen formada por el objetivo sobre una pantalla de enfoque.

CCD: Unidad sensible que incorporan la mayoría de las cámaras digitales, sustituyendo a la película convencional utilizada en las cámaras normales. Tiene forma rectangular de elementos de imagen sensibles a la luz (pixel) los cuales generan una corriente eléctrica según la cantidad de luz que reciben.

CD-ROM: Disco utilizado para almacenar datos digitales. Su capacidad es de 650 Mb o más. En el ámbito informático existen los:

CD-R: Recordable, solo se puede grabar una vez.

CD-RW: Rewritable, se puede grabar y borrar información.

Cibachrome: Procedimiento para obtener positivos a partir de diapositivas.

Compensación de la exposición: Corrección de la lectura efectuada por el fotómetro automático, al cual le modificamos la lectura manualmente. Es muy utilizado cuando fotografiamos objetos claros u oscuros, indicado con los signos + o -.

Contactos: Copias hechas poniendo en contacto los negativos con el papel fotográfico.

Contraluz: Iluminación natural o artificial que ilumina al sujeto desde la parte de atrás, dirigiéndose hacia la cámara.

Contraste: Diferencia de densidad y luminosidad del sujeto en el negativo o la copia. El contraste depende del propio sujeto, del tipo de película, del revelador, de la ampliadora....

Chasis: Envase de metal o plástico con una ranura que deja pasar la película y permite su carga a la luz en las cámaras.

Densidad: Valor numérico utilizado para medir la oscuridad de un color.

Diafragma: Abertura variable del objetivo. Esta formado por una serie de láminas que se sobreponen, controlando la cantidad de luz que llega a la película. Diafragmar: Reducir el tamaño de la abertura del diafragma.

Diapositiva: Imagen positiva sobre una base de película.

Difracción: Cambio en la trayectoria de los rayos de luz cuando pasan cerca de un extremo opaco.

DIN: Deutsche Industrie Normen. Sistema Alemán utilizado principalmente en Europa. Un aumento de 3º en la escala DIN supone un aumento del doble de la sensibilidad. Así una película de 21 DIN es el doble que una de 18 DIN.

Distancia focal: Indicación del ángulo de visión de un objetivo. Un objetivo de distancia focal corta tiene un ángulo de visión muy amplio, por el contrario un objetivo de distancia focal larga (teleobjetivo), tiene un ángulo muy reducido.

Distancia Hiperfocal: Distancia desde la zona más próxima del sujeto que aparece de forma nítida con el objetivo enfocado hacia el infinito.

Dominante: Cuando predomina un color sobre los demás.

dpi: Puntos por pulgada. Número de puntos digitales por pulgada que componen la imagen que produce una impresora digital, o un escáner. Cuanto mayor sea la resolución mayor calidad de imagen.

DX: Códigos DX, son las marcas que llevan los carretes o chasis de la película, en el cual a través de unas marcas impresas la cámara detecta la sensibilidad de la película ( 100, 200, 400 ASA...).

Emulsión: Mezcla sensible a la luz de haluros de plata y gelatina que recubre la película o papel fotográfico.

Enfoque: Variación de la distancia entre un objetivo y una película para conseguir formar una imagen nítida en él.

Espectro: Energía luminosa que radia en forma de longitudes de onda. El espectro visible al ojo humano tiene una intensidad de 400 a 700 nanómetros.

Estroboscopio: Dispositivo que emite destellos luminosos a una frecuencia predeterminada.

Escáner: Aparato que convierte imágenes fotográficas analógicas en imágenes digitales. Los hay planos (fotos) y escáneres de película (negativo).

Exposición: Cantidad de luz a la que se expone la película fotográfica o el sensor CCD. Está regulada por el tiempo que permanece abierto el obturador y por la magnitud de la abertura del objetivo.

F, números: Números grabados en la montura de los objetivos. Cada unos de los nº f es igual a la longitud focal divido por el diámetro de la abertura.

Fallo de reciprocidad: Pérdida de la sensibilidad efectiva de una película con tiempos de exposición muy breves (+1 segundo) o muy prolongados (1/10.000 s).

Fijado: Proceso de eliminación de los cristales de haluro de plata sin exponer con un ácido. Este proceso hace insensible a la luz la emulsión.

Filtro: Accesorio fotográfico que afecta a la exposición y se utilizan en la exposición o en el positivado. Existen de muchos tipos y suelen estar fabricados de plástico, cristal o gelatina.

Filtro, factor: Número por el que debe multiplicarse la exposición para que siga siendo correcta cuando se emplea un filtro.

Flash: Aparato que produce intensos destellos luminosos para tomar fotografías. Los flashes electrónicos abarcan desde las pequeñas unidades portátiles, a menudo incorporadas en la cámara hasta los grandes sistemas de estudio.

Forzar: Subexponer y sobrerevelar una película.

Gran angular: Objetivo de distancia focal muy corta utilizado para paisajes o lugares en el que tenemos que abarcar el mayor ángulo posible en el menor espacio. La distancia focal para los grandes angulares suele ir de 19 a 35 mm

Grano: Estructura de una imagen fotográfica, compuesta por masas irregulares de plata metálica. La película fotográfica puede ser de grano fino o grueso, cuanto más grande sea el grano más sensible a la luz, por tanto conseguiremos velocidades de exposición más altas (400 ASA o superior).

Haluros de plata: Compuestos de plata sensibles a la luz y sales alcalinas de productos químicos halógenos como el bromuro, cloruro y yodo.

Horquilleado: Consiste en subexponer y sobreexponer una imagen, es decir hacer 3 fotos (o más) de una misma fotografía con tres mediciones de luz diferentes, por ejemplo: exposición correcta 0, subexposición -0,5 y sobreexposición +0,5. Esto lo realizamos para "asegurar" una foto y así poder conseguir una luz ideal para nuestra fotografía, es recomendable utilizar esta técnica cuando tengamos dudas sobre la exposición correcta de la misma. También llamado Bracketing

ISO: International Standards Organisation. Escala utilizada para designar la sensibilidad, o velocidad de una película fotográfica o un CCD.

JPEG: Extensión informática utilizada para guardar imágenes fotográficas comprimiéndolas de tal manera que hagan que ocupen el mínimo espacio posible. Julio (Joule): Unidad de medida de la luz que emiten los sistemas de flash electrónicos.

Kelvin (K): Unidad de medida en la que se expresa la temperatura de color de una fuente luminosa. Numéricamente es igual a las unidades de la escala de temperaturas absolutas, que se obtienen sumando 273 a los grados centígrados.

Laboratorio: Habitación opaca a la luz en la que se manejan y procesan los materiales sensibles, bien en completa obscuridad, bien bajo una iluminación de seguridad apropiada.

Laca: Resina natural de bajo punto de fusión que no daña a las emulsiones fotográficas y se emplea para el montaje en seco.

Lámpara sobrevoltada: Véase fotoflood. Latitud: Variación permisible. Se puede aplicar al enfoque, exposición, revelado, temperatura, etc.

Latitud de exposición: Variación del nivel de exposición (sobre o infra) que produce resultados todavía aceptables.

Lavado: Última etapa de los procesos de revelado o positivado en el laboratorio. Elimina los haluros de solubles que se hallan podido quedar en la película o copia.

LCD: Liquid cristal display. Pantalla de cristal líquido. Son las letras y símbolos de color negro que se encuentran en el visor de la cámara o en el panel de control de la misma. Mediante el cual podemos modificar la velocidad, diafragma, programa, etc...

Ley de la inversa de los cuadrados: La intensidad de la luz que llega a una superficie se divide por cuatro cuando la distancia de dicha superficie a la fuente luminosa se duplica. En base a esta ley se establece el número guía de un flash.

Ley de reciprocidad: Exposición = intensidad x tiempo. Esta formula es válida siempre y cuando los tiempos de exposición sean prolongados o cortos.

Luz incidente: Luz que llega a un sujeto, superficie...

Luz de modelado: Luz continua de tungsteno incluida en algunos flashes electrónicos que permite al fotógrafo, previsualizar los efectos de iluminación (normalmente en el estudio).

Macrofotografía: Fotografía que se realiza a muy corta distancia, que produce imágenes de tamaño superior al del original sin utilizar un microscopio.

Mate: Superficie sin brillo ni textura.

Medición de luz incidente: Utilizando un exposímetro (fotómetro) junto al sujeto, en dirección a la cámara con un difusor (calota blanca) sobre el sensor de la luz.

Medición de luz reflejada: Mide la exposición (generalmente desde cámara) con el sensor de la luz apuntando al sujeto.

Medición ponderada al centro: Medición de luz que se realiza predominantemente a partir del área central del encuadre de la imagen.

Medición puntual: Medición que se hace sobre un punto muy concreto de la imagen.

Monocromática: Formada de una única longitud de onda, es decir de un color. También es un término utilizado en la fotografía de blanco y negro.

Montaje: Positivado de dos o más negativos en un solo papel.

Negativo: Imágenes con las tonalidades invertidas con respecto al sujeto original.

Nítida: Bien enfocada.

Número guía: Número que indica la abertura necesaria para poder iluminar a un sujeto correctamente. Su cálculo se basa en la ley de la inversa de los cuadrados. Cuanto mayor es el número guía de un flash más lejos podrá iluminar.

Números f: Secuencia internacional de números que indican la abertura relativa ( f/2.8-f/4-f/5.6...). El número proviene de la distancia focal del objetivo dividida por el diámetro de abertura relativa. Cada cambio de f, divide por dos o duplica el brillo de la imagen.

Objetivo: Combinación de lentes que convergen los rayos reflejados sobre un plano focal, formando la imagen en la película o en un CCD.

Objetivo gran angular: Objetivo de distancia focal pequeña (20 a 35 mm).

Objetivo catadióptrico: Objetivo que emplea espejos curvos en lugar de elementos transparentes. Estos objetivos suelen ser de tamaño reducido por la distancia focal que tienen.

Objetivo normal: Objetivo cuya longitud focal es aproximadamente igual a la diagonal del formato que cubre 50 mm,

Objetivo ojo de pez: Objetivo en el que no se ha corregido la distorsión en el barrilete. Curvando la imagen del centro de la imagen al exterior de forma progresiva.

Objetivo tele (teleobjetivo): Objetivo de distancia focal larga, el cual es utilizado en fotografía de retrato, naturaleza, deportes...

Objetivo zoom: Objetivo de distancia focal variable (35-80). El cual permite mucha rapidez a la hora de trabajar sin necesidad de cambiar de objetivo continuamente.

Obturador: Dispositivo mecánico que controla el tiempo mientras que la luz actúa sobre la película. Los dos tipos más usuales son los de obturador central o de plano focal.

Obturador central: Obturador situado entre los elementos de un objetivo compuesto, cerca del diafragma.

Obturador de plano focal: Obturador formado por un par de cortinillas que corren justo ante el plano focal. La exposición queda determinada por la anchura de la rendija que separa las dos cortinillas cuando corren ante la película.

Pancromático: Material sensible a todos los colores del espectro visible.

Pantalla de enfoque: Pantalla translúcida sobre la que el objetivo forma la imagen, pudiéndose enfocar y encuadrar.

Papel de contraste variable: Papel de positivado que altera las características del contraste según la luz a la que se expone, se controla con filtros.

Paralaje: Diferencia de punto de vista que tienen dos lentes, la del visor y la del objetivo. Este error pasa con las cámaras compactas o las réflex de dos objetivos, por el contrario este error no ocurre con las cámaras réflex.

Parasol: Accesorio que se coloca delante del objetivo para protegerlo del sol y de los reflejos. Se fabrican de metal, goma o plástico y son de rosca o de bayoneta.

Película: Material sensible a la luz empleado por las cámaras. Se compone de una cinta de celuloide recubierta por una emulsión que reacciona a la luz.

Pentaprisma: Prisma de múltiples caras utilizado en las cámaras de 35 mm Reinvierte la imagen invertida que aparece en la pantalla de enfoque de las cámaras réflex de un solo objetivo.

Plano focal: Plano sobre el cual se forma la imagen nítidamente enfocada.

Positivo: Imagen con tonalidades de color similares a las del sujeto original.

Profundidad de campo: Distancia existente entre las zonas más próximas y más alejadas de un sujeto que pueden ser proyectadas en un foco nítido en una posición dada del sujeto.

Reciprocidad, fallo de: Pérdida de la sensibilidad efectiva de una película con tiempos de exposición muy breves (+1 segundo) o muy prolongados (1/10.000 s).

Reflector: Superficie capaz de reflejar la luz. En el mercado hay de varios tipos, entre ellos blancos, difusores, plata, dorado...

Réflex de dos objetivos (TLR): Twin Lens Réflex. Cámara con dos objetivos de idéntica distancia focal. Uno proyecta la imagen en la pantalla de enfoque y el otro en la película.

Réflex de un solo objetivo (SLR): Single Lens Réflex. Cámara de un solo objetivo, que permite ver la imagen normalmente a través de un espejo y un prisma de cristal.

Relleno: Iluminación utilizada para eliminar o reducir las sombras creada por una luz principal a través de una fuente de luz o un reflector.

Revelador: Sustancia química alcalina que convierte los cristales de haluro de plata expuestos en granos de plata que forman la imagen permanentemente sobre la emulsión de la película.

Rótula: Accesorio del trípode intercambiable o no, que permite inclinar y sujetar la cámara.

Sabatier, efecto: Técnica fotográfica que consiste en velar con luz el material fotográfico durante el revelado.

Sensibilidad de la película: Velocidad a la que se impresiona una película fotográfica. Se expresa en números ASA o DIN.

Sistema de zonas: Ansel Adams fue su creador. Este sistema tiene la finalidad de facilitar el cálculo de la exposición necesaria para lograr un intervalo zonal predeterminado. Las imágenes se previsualizan y llegan a tener hasta 9 zonas de color que se ajustan en la exposición y el revelado.

Sobreexposición: Exposición excesiva de luz sobre un material sensible. La sobre exposición provoca un aumento de la densidad y una disminución en el contraste.

SLR: Single lens réflex camera. Cámaras réflex de un solo objetivo.

Solarización: Técnica fotográfica que consiste en velar con luz el material fotográfico durante el revelado (efecto Sabatier). Este efecto provoca una sobreexposición exagerada en la imagen.

Spot: Fuente de luz artificial, que mediante un sencillo sistema de enfoque emite un haz intenso de luz.

Subexposición: Exposición insuficiente de luz sobre un material sensible. La subexposición reduce la densidad y el contraste de la imagen.

Telémetro: Sistema de enfoque el cual determina la distancia existente entre el sujeto y la cámara.

Teleobjetivo: Objetivo de distancia focal larga, cuyo diseño lo hace muy compacto.

Temperatura de color: Medio para definir la calidad de luz de una fuente luminosa. La temperatura de color equivale a la temperatura absoluta (Kelvin) necesaria para que un cuerpo metálico de color negro emita una mezcla de longitudes de onda semejantes a la de la fuente.

Textura: Carácter de una superficie.

Tira de prueba: Tira de papel fotográfico, a la que se le dan una serie de exposiciones diferentes para poder calcular cual será la correcta.

TLR: Twin lens réflex camera. Cámaras réflex de doble objetivo.

Trípode: Accesorio fotográfico que permite sostener la cámara sobre tres patas de altura regulable.

TTL: Through the lens. Lectura a través del objetivo.

Tubos de extensión: Tubo hueco que se inserta entre la cámara y el objetivo para aumentar la distancia entre ellos. Esto permite fotografiar objetos desde mucho más cerca de lo habitual.

UV: Ultravioleta. Banda ancha de longitudes de onda inferiores a 390 nm aproximadamente.

Velo: Velo de densidad no deseado. Originado por una exposición accidental de luz o química.

Virado: Convertir una imagen de color plata negra en una compuesta coloreada o teñida.

Viseras: Accesorios de los focos de estudio, utilizados para controlar la amplitud y dirección del haz luminoso de luz.

Viñeteado: Efecto que provoca una pérdida de imagen en sus esquinas. Esto ocurre por la obstrucción de un parasol inadecuado o la consecución de varios filtros en una óptica muy angular, entre otros.

Visor: Dispositivo que sirve para ver y componer una imagen.

X: Flash electrónico. Cualquier conexión eléctrica y/o ajuste de obturador marcado con una X debe ser utilizado con flash electrónico.

Zoom: Objetivo con una distancia focal variable. Por ejemplo 28-70 mm.

 

Página principal - Inicio

Copyright © 2002, [recursos fotográficos]. Reservados todos los derechos.